6 de Agosto – La Transfiguración del Señor

La Iglesia celebra el 6 de agosto la fiesta de la Transfiguración del Señor: Jesús, ante la proximidad de su Pasión, se apareció a Pedro, Santiago y Juan en el Monte Tabor vestido de gloria y hablando con Moises y Elías, para fortalecerles ante la inminencia de la Cruz. La escena nos recuerda que nuestra vida es un camino hacia el cielo pero que también pasa a través de la Cruz y el sacrificio.

Esta visión produjo en los Apóstoles una felicidad incontenible; Pedro la expresa con estas palabras: Señor, ¡qué bien estamos aquí!; si quieres haré aquí tres tiendas: una para Ti, otra para Moisés y otra para Elías (Mt 17, 4). Estaba tan contento que ni siquiera pensaba en sí mismo, ni en Santiago y Juan que le acompañaban. San Marcos, que recoge la catequesis del mismo San Pedro, añade que no sabía lo que decía (Mc 9, 6). Todavía estaba hablando cuando una nube resplandeciente los cubrió con y una voz desde la nube dijo: Éste es mi Hijo, el Amado, en quien tengo mis complacencias: escuchadle (Mt 17, 5).

El recuerdo de aquellos momentos junto al Señor en el Tabor fueron sin duda de gran ayuda en tantas circunstancias difíciles y dolorosas de la vida de los tres discípulos. San Pedro lo recordará hasta el final de sus días.

Pidamos a la Virgen que sepamos ofrecer con paz el dolor y la fatiga que cada día trae consigo, con el pensamiento puesto en Jesús, que nos acompaña en esta vida y que nos espera, glorioso al final del camino.

La Transfiguración

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppPrintPrintFriendlyEmail

También podría interesarle...