Estudio sobre la relación entre la antigua Judería de Valencia y el Conjunto de S. Juan del Hospital, límite norte de la misma

Resumen de la convivencia histórica:

En 1245, por petición del Rey Don Jaime I, una Bula de Inocencio IV autorizó la creación de un Estudio General en Valencia, en el que la enseñanza del árabe, hebreo, latín y griego fuera algo normal, de modo que: “los estudios de teología, exégesis, lenguas semitas de las tres grandes religiones monoteístas convivieran durante siglos con las ciencias, y las artes en un comercio de ideas que a todos beneficiase”.

En 1499 se crearía el Estudio General de Valencia, otorgado por el Papa Alejandro VI, con el fin de unificar las diversas escuelas de la ciudad y adquirir los estudiantes grado académico y universitario.

La orden religioso-militar del Hospital de San Juan de Jerusalén que erigió en Valencia el primer hospital-albergue de la ciudad reconquistada y construyó una iglesia, anterior incluso a la Seo, había nacido en Jerusalén, antes de la llegada de la primera cruzada. Ubicada en la zona correspondiente a la piscina de Betezda, (dedicada ancestralmente a hospital), extramuros al norte del Templo Sagrado, respetó las normas bíblicas, comunes a los hebreos y musulmanes, haciendo posible la convivencia en sus albergues para ambas creencias.

El Conjunto hospitalario de Valencia guarda puntos comunes en su historia con estas dos religiones y pueblos. Desde los elementos constructivos heredados y reutilizados, a las disposiciones estructurales y la tradición ornamental que arrastran desde oriente.

Puntos históricos en común entre la judería y San Juan del Hospital:

La Judería de Valencia (Call en otros lugares) ocupó siempre el mismo lugar en la ciudad, desde que el rey D. Jaime I la ubicara en 1238 hasta su disolución como tal el 2 de octubre de 1393; dependía de la demarcación de la parroquia de Santo Tomás hasta su expansión en el s. XIV, abarcando entonces parte de las demarcaciones parroquiales de San Andrés y San Esteban hasta su destrucción, apertura al resto de la ciudad y retroceso en 1391. El día XIII de las calendas de Noviembre de 1244, (20 de Octubre), Don Jaime dio a los judíos de Valencia el espacio limitado por: “… el Adarve Abingeme, hasta el baño de Nalmelig y desde éste a la puerta de la Xerea y de allí al horno de Albimulli y al Adarve de Abrahim Alvalenci”.[1],[2]

La Judería siempre mantuvo relación estrecha y admitida con el Conjunto hospitalario de los caballeros de San Juan de Jerusalén, nacidos a la sombra de la ciudad santa hebrea y con una gran carga ideológica bíblica en sus estatutos o consuetas, en las medidas de sus construcciones y en el comportamiento asistencial.

Entre los documentos sobre la apertura de la calle del Milagro consta, que en 1388 esta calle, sin salida al Trinquete de los Caballeros, no formaba parte de la judería, si bien toda ella estaba habitada por hebreos y era sitio de riñas y confrontaciones.[3] Especificándose que estaban: “…fora les clausures e limits de la lur juheria…. “, y justificando así la apertura, para acceder al templo de San Juan del hospital, porque:

“…i convengues fer gran volta e longa via o passar per dins les clausures de la dita juhería”.

Se puede leer en las visitas eclesiásticas de las iglesias parroquiales de San Andrés y de Santo Tomás, como corroboran la existencia de numerosas casas de judíos alrededor de San Juan del Hospital: “… et dixerunt quod extra juderiam”, origen de diversos problemas.[4] Problemas que contemplaban los Fueros de Valencia, edición de 1482, fol. 132, Biblioteca de la Universidad de Valencia, 92-7-11.

Otro dato curioso y que demuestra esa correspondencia entre la iglesia de San Juan del Hospital y los hebreos valencianos es el siguiente: “en 1274 Pere Abrafim deja 10 sou,s mas otros cinco, para los gastos de ser enterrado en una sepultura labrada en el cementerio de san Juan del Hospital.”

Posiblemente uno de los arco-solios tallados en piedra que rodean el área cementerial.

Puerta de acceso al patio Sur o antiguo cementerio de San Juan del Hospital, que fue construida en el s. XIV con elementos de fabrica de la puerta norte de la Juderia o de los Cabrerots. Estuvo en esta ubicación hasta mitad del s.XX en la que la puerta como tal desapareció, quedando el muro almenado. Restaurado y reconstruido en el año 2002.

Una puerta de la Judería cerró el recinto cementerial de San Juan del Hospital desde el s. XV al XX:

En la Plaza dels Cabreröts, existía hasta el S. XIV una puerta de cierre de la primitiva judería, que se derribó en 1390, para emplear sus materiales en la puerta que se estaba construyendo en el nuevo muro de cierre, o Portal Nou, cerca de San Juan del Hospital, en la plaza de la Xerea esquina con la calle de Cristóforo Soler[5] : “.Dimecres xxvij de abril en lany dessus det de la nativitat de nostre Senyor M ccc noranta comença a derrocar lo portal de la plaça dels Cabrerots per metre la pedra del dit portal al portal que ha fer al canto del carrer qui fon den Xpofol Soler en la qual obra….etc.”, no sabiendo si llegó a terminarse, pues al año siguiente sucedió el asalto y retranqueo de la judería.

Aunque en un documento de 1393, para facilitar el pago de deudas a judíos y conversos, tras la disolución de la Judería por los reyes D. Juan y Dña. Violante, cita: “…e lo portal vers Sent Joan del Spital e lo…etc.”[6] La puerta fue desmontada posteriormente, por orden real en el mismo año 1393, y reutilizada en el cementerio sanjuanista.

Durante esa misma época y por las cuentas del administrador también se conoce que se construyeron “arcos y bóvedas” que sostuvieran los muros y configuraran las calles, resguardando del calor o de la lluvia, con aberturas y claraboyas de vez en cuando que permitiera el paso de la luz y el aire, al modo hebreo que actualmente puede verse en sus ciudades.[7]

En el templo de San Juan del Hospital hay un arco de plementería, cegado, ubicado en la zona al oeste de la iglesia, situado adyacente y en paralelo con los vestigios de otros dos y que pudieron corresponder a callejones o azudcatchs similares a los que hay en Jerusalén y en barrios hebreos de varias ciudades españolas como Toledo, Mallorca, San Mateu, (Castellón)…etc.

En esta recreación del asalto a la Judería, puede verse el arco que atraviesa la calle y es la entrada al recinto amurallado, muy similar al arco que se aprecia en el plano del Padre T. Tosca en el recinto de San Juan del Hospital entre el Callejón de las Penas y la calle de Cristóforo Soler ,que separaba los dos barrios cristiano y judío, (ver flecha indicativa), y el recientemente aparecido en la zona posterior al templo. (ver flecha).

Un punto de mayor interés:

Para ubicar bien los límites de la Judería, recuerda Pertegás, “ ha y que reconstituir con claridad la antigua topografía de la casa y hospital de los caballeros de san Juan de Jerusalén, viendo que el cementerio ocupaba la parte posterior de la dicha casa, limitado por la antigua calle de En Cristòfol Soler que dirigiéndose de levante a poniente, separaba esta casa de la Judería y que confluía casi en ángulo recto en lo que se llamó “el cantó del fossar de Sent Joan” (esquina) con la que viniendo de la calle del Milagro, convertida en parte en patio de dicha iglesia y ocupando el atrio de la misma, atravesaba lo que ahora son casas de la calle del torno de San Cristóbal y la imprenta de Doménech, dirigiéndose (si se prolongaba), a la Carnicería judía, frente a la Sinagoga mayor”.

Y establece el recinto definitivo con plano incluido diciendo al empezar: “Partiendo de la iglesia de San Juan del Hospital, que es posible presente aún los únicos restos existentes del muro de clausura de la judería…”

Dentro de todo esto, algo además poco estudiado y muy interesante, es la ubicación de las sinagogas menores, (o casas de oración), de las que se sabe había mas de una, puesto que se clasificaba la Mayor como tal y porque en el Repartiment se donaba a los hebreos diversas “mezquitas”, siendo posiblemente una alteración de su verdadero nombre.

Varios documentos ratifican en marzo de 1239 la existencia de estas pequeñas sinagogas o casas de oración donadas a particulares hebreos: “mesquita Delponti”, “meçquita Dalgalcha”, “meçquitam et Çabaçalamin”. En 1378, se concede a Harón Rubio, (parroquia de San Andrés), licencia para construir “en su casa de la judería una casa de oración”, que como otra ya existente, “tuviera treinta palmos de ancha, otros tanto de altura y cuarenta de longitud, con los departamentos necesarios, bancos y tribunas. [8] Se refería por supuesto a palmos valencianos.

A partir de 1392, estas “casas de oración” fueron purificadas y convertidas en iglesias o capillas cristianas o absorbidas en casas particulares; la carencia de datos posteriores hasta la expulsión definitiva de España de los judíos en 1492, no permite conocer con exactitud que fue de ellas.

En el espacio interior de la manzana de casas que encierra el recinto del Conjunto de San Juan del Hospital, en la zona sur, tras el reciente recuperado callejón de Cristóforo Soler y adosado al muro de la Judería, que forma la antiquísima calle, cerrada al norte por los arco-solios del cementerio medieval sanjuanista, hay una pequeña edificación de planta cuadrada, casi cúbica, en esquina con el Callejón de las Penas, que junto a otras dos casas limitadas por el Palacio de los Carroz-Valeriola, pertenecieron a Serafina Soler, quien a su muerte las dejó al clero de la iglesia de San Juan del Hospital, para que con su venta se pagaran los gastos de su sepultura y se cuidara de su capilla a los pies de la iglesia.[9]

¿Fue una pequeña casa de oración judía? ¿No habría que medirla y hacer unas catas arqueológicas? Un profesor de sociología urbana de la U.P.V. sostiene la posible hipótesis de que fuera una sinagoga o “casa de oración”.

Lo cierto es que fue reutilizada por los nuevos dueños cristianos como capilla, techada con diminuta cúpula tabicada barroca, pintada por Jose Mª Fenollera en 1876, y figura en la relación que hace Miguel A. Catalá en el capítulo de “Palacios y casas” del Catálogo Monumental de Valencia, documentado por los textos del Barón de San Petrillo y de Redón Juliá.

Tumba de Absalón en las cercanías de Jerusalén. Las proporciones cúbicas apreciables siguen el canon hebreo.

Se ha tallado la roca viva alrededor de la construcción funeraria para dar cumplimiento a la Ley Mosaica:

“Mantener exento lo que pertenece a los muertos, de todo lo de los vivos”.

Muy significativos también son los peldaños que elevan el mausoleo sobre el suelo.

Tras ella se ven la infinidad de sarcófagos que rodean la ciudad, procedentes de todo el mundo de la diáspora.

Todas estas coincidencias y similitudes inspiraron y permitieron a la Comisión histórico-artística elaborar el proyecto de reintegración del patio sur, bajo la hipótesis de la exención de la pequeña capillita del Rey Don Jaime, elevada en el centro del perímetro de los arco-solios, (entonces totalmente cubiertos por edificaciones adosadas en su lado norte, al igual que la capilla funeraria central).

DOCUMENTACIÓN HISTÓRICA GRÁFICA

Plano de Valencia con indicación del perímetro del Circo romano.

Indica el trazado del antiguo circo romano de Valentia en época imperial, según la reconstrucción del arqueólogo Albert Ribera.

Los restos de la spina del circo aparecieron en las excavaciones del patio sur de San Juan del Hospital, en el interior de la primitiva cripta de Doña Constanza de Grecia en el patio de Sta. Bárbara, zona sur o área cementerial.

Hallazgo producido durante el desarrollo del proyecto “Raphael” aprobado por la Comisión Europea de Cultura en Octubre de 1996.

La flecha indica el “solar” que ocupo San Juan del Hospital y que se halla rodeado por el recinto de la Judería (Plano hipótetico publicado en “La ciudad de Valencia”de Sanchis Guarner)

Plano de Valencia en época musulmana (siglos XI a principio del XIII)

Recreación de la ciudad islámica de Valencia, con su recinto amurallado del siglo XI, que se mantuvo hasta la conquista.

El solar que ocuparían a partir de 1238 los caballeros sanjuanistas se situaba intramuros, junto a la puerta de la Xerea y pertenecía según consta en el Llibre del Repartiment al emir Azach Abunbedel o Ali-bandel.

 

Plano de la judería de Valencia antes de 1391, según consta en el libro de J. Rodrigo Pertegás.

 

 

 

 

 

Señales del plano:

Pequeños círculos: oooooooo Primer límite del s. XIII

Eje punto-raya:   -.-.-.-.-.-.-.- Ensanche s. XIV

Flechas: <<<<<<< Cierre final con puertas abiertas.

J) Calle de En Cristòforo Soler

3 –1 Iglesia y Cementerio de San Juan del Hospital

Este plano publicado en el trabajo sobre la Judería de R. Pertegás, indica los límites del recinto de la judería de Valencia en 1391, antes de su ensanche asalto y reducción. Los límites septentrionales del barrio judío se situaban en las inmediaciones de San Juan del Hospital, limites de las calles de Cristòfol Soler (luego desaparecida) y la de San Cristóbal que desembocaba en la Carnicería judía frente a la Sinagoga Mayor, (posteriormente Convento de San Cristóbal y actualmente en C/ del Mar).

En el mismo plano puede verse el primitivo recinto, el ensanche y el retranqueo último.

Las casas anexas que estaban fuera del recinto amurallado se ubicaban principalmente entre San Juan del Hospital y San Esteban.

Detalle del plano de Valencia de Antonio Mancelli, (publicado en 1601).

El plano en perspectiva caballera de Antonio Mancelli, dibujado durante finales del s. XVI es la primera imagen documental del Conjunto de San Juan del Hospital, antes de su transformación barroca.

Se identifica claramente la nave de la iglesia y los dos patios al norte y al sur del templo; los accesos al recinto están señalados en la calle Trinquete de Caballeros y en la calle del Milagro.

De gran interés es la ubicación de la pequeña capilla hospitalario-funeraria o de Sta. Mª Magdalena, (también llamada del Rey D. Jaime I), en el centro del patio sur, en la que se puede apreciar el muro perimetral que separaba el cementerio de la Judería y que fue linde de la calle de Cristóforo Soler, cuya descendiente, Serafina Soler está vinculada a la transformación del patio y heredades.

Así mismo se aprecia en la capilla funeraria la espadaña y la cruz en cada vértice del tejado a dos aguas que la cubría.

Detalle del plano de Valencia de Tomás Vicente Tosca (1704) sector de S. Juan del Hospital

Este plano repite el punto de vista y composición del plano de Mancelli, pero muestra el paisaje urbano casi un siglo después.

Aparece señalado el conjunto de San Juan del Hospital distinguiendo: la iglesia con espadaña, los patios, el del lado sur dividido por un muro adosado a la capilla funeraria; las dos puertas románicas de entrada al templo y los accesos al recinto desde: el callejón del Cristo de las Penas (al sur), el patio norte que acaba en un azucatch que llega hasta la calle de San Cristóbal (al oeste), la calle del Milagro, paralela por el norte, que separa la Casa de la Encomienda de Torrente y la calle del Trinquete de los Caballeros (al este).

Al sur se distingue el palacio de los Valeriota y la nueva construcción tras los arco-solios, con la absorción del callejón de Cristóforo Soler y desaparición de los muros de la Judería.

Plano de las Etapas construtivo-históricas del conjunto de San Juan del Hospital y su entorno urbano, realiado en 2001, según el “Plan Director del Templo y dependencias de San Juan del Hospital de Valencia”.

                                                         

FOTOGRAFÍAS DEL MURO TAPIAL DE LA JUDERÍA Y CALLE DE “EN CRISTÒFORO SOLER”, LINDANTE CON LA TRASERA DE LOS ARCO-SOLIOS SEPULCRALES DEL CEMENTERIO DE SAN JUAN DEL HOSPITAL.

PEQUEÑA CONSTRUCCIÓN RELIGIOSA DE PLANTA Y TRAZA CÚBICA, EXENTA A LAS CASAS Y EN ESQUINA CON EL CALLEJÓN DE LAS PENAS

 

Margarita Ordeig Corsini

Dra. Técnica del Museo de Sitio “Conjunto San Juan del Hospital de Valencia”

 

[1] Rodrigo Pertegás: La Judería de Valencia – 1913

[2] Regestrum donationum Regni Valentiae, Archivo de la Corona de Aragón, XIX, fol. 56

[3] Notal de Jaime Maestre, 15 de febrero de 1388, A.R.V.

[4] T. II Visitas, fol. 28, Arch. de la Curia Eclesiástica de Valencia.

[5] Compte de la obra de clausura de la juhería administrada por Loys de Menargues, A. M. V.

[6] Reg. 2045,fol. 25, A.C.A.

[7] Al efectuar obras en el edificio de la plaza de San Vte. con C/ del Mar se pudo ver un arco de paso, así como en el recinto de San Juan del Hospital, recuperado en las obras de la nueva capilla de la zona posterior.

[8] Archivo de la Curia eclesiástica de Valencia, letra F, 151, fol. Ccxx. Libro de Colaciones, nº del año 1378

[9] Esta sepultura fue encontrada durante las obras y sondeos del proyecto “Raphael”.

También podría interesarle...